noticias
30-09-2019
Internacional

Otra Cumbre sobre la Acción Climática que deja gusto a poco

Otra Cumbre sobre la Acción Climática que deja gusto a poco

Frente al agravamiento de la crisis climática, en la Cumbre surgieron nuevas vías y medidas encaminadas a acelerar la lucha, pero siguen sin ser lo suficientemente rápidas o ambiciosas.

El cambio climático se considera el mayor desafío de nuestro tiempo y aunque todavía estamos a tiempo de hacerle frente, requiere de un esfuerzo sin precedentes por parte de todos los sectores de la sociedad. Para impulsar la acción y acelerar la implementación del Acuerdo de París, el Secretario General António Guterres organizó la Cumbre sobre la Acción Climática el 23 de septiembre en el marco de la NYC Climate Week de este año.

La Semana de fondo

Con manifestaciones en cerca de 180 países, las huelgas climáticas del 20 de septiembre de este año fueron las más grandes de la historia: solo en la ciudad de Nueva York unas 315.000 personas salieron a las calles a pedir por mayor ambición y compromiso frente a la problemática ambiental. Con ese telón de fondo, la atención de la comunidad internacional permaneció en la Gran Manzana para la Semana del Clima NYC 2019, dirigida por The Climate Group.

La NYC Climate Week tuvo lugar este año del 23 al 29 de septiembre. En coordinación con la ONU y la ciudad de Nueva York, superó con creces los 150 eventos de 2018, el mayor de la historia. Así, se llevaron adelante cientos de eventos, simposios y paneles, además del lanzamiento de varios informes y herramientas importantes. Para abordar las diversas aristas de la problemática, los encuentros se clasificaron en los programas:

  • Juventud y activismo climático
  • Transición Energética
  • Transición de la industria
  • Transporte limpio, edificios e infraestructura
  • Soluciones basadas en alimentos, tierra y naturaleza
  • Finanzas climáticas, inversión y precios del carbono
  • Política y compromiso del gobierno nacional
  • Acción estatal, municipal y local
  • Salud, igualdad y justicia
  • Viajes y ocio sostenibles
  • Resiliencia y adaptación al cambio climático

Se esperaba que la jornada representara un salto en la ambición política nacional colectiva y mostrara grandes avances en la economía real en apoyo de la Agenda. Y es que el evento se celebra en un momento en que la ciencia más reciente demuestra que el mundo se está calentando más rápido y que los peligros del calentamiento global son cada vez más claros, con huracanes más intensos, sequías más largas y récords de calor.

Así, frente al llamado de la ONU, dirigentes de gobiernos, empresas y la sociedad civil dieron a conocer medidas potenciales de distinto alcance. “Han dado un impulso en ímpetu, cooperación y ambición. Pero tenemos un largo camino por recorrer. Necesitamos planes más concretos, más ambición de más países y más empresas. Necesitamos que todas las instituciones financieras, públicas y privadas, elijan, de una vez por todas, la economía verde”, exhortó António Guterres, Secretario General de la ONU.

“Han dado un impulso en ímpetu, cooperación y ambición. Pero tenemos un largo camino por recorrer. Necesitamos planes más concretos, más ambición de más países y más empresas. Necesitamos que todas las instituciones financieras, públicas y privadas, elijan, de una vez por todas, la economía verde”, exhortó António Guterres, Secretario General de la ONU.

Una vez más, el convencimiento creciente de la necesidad de actuar con urgencia no encontró el eco necesario en la práctica. Poco vino de los mayores emisores: China no anunció -como muchos esperaban- una reducción más rápida de sus emisiones ni medidas más fuertes; India no hizo mención sobre su creciente cartera de proyectos de carbón; y firme tras su retirada del Acuerdo de París, Estados Unidos permaneció en silencio, aunque Donald Trump hizo una breve aparición en la sede de Naciones Unidas.

Pluralidad de acciones y voluntades
Pero esto no quiere decir que el resto de los jugadores se dé por vencido. De entre las docenas de anuncios que se hicieron, se destacó el de 65 países y las principales economías subnacionales -como California- que se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto para 2050, mientras que 70 países anunciaron que impulsarán sus planes de acción nacionales para 2020 o han comenzado el proceso para hacerlo.

Muchos países y más de 100 ciudades, entre las que se contaron muchas de las más grandes del mundo, anunciaron nuevos pasos significativos y concretos para combatir la crisis climática. Y varios países más pequeños,incluidos los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados, hicieron las mayores promesas.

El sector corporativo también dio de qué hablar: más de 100 líderes empresariales realizaron acciones concretas para alinearse con los objetivos del Acuerdo de París y acelerar la transición de la economía gris a la verde, incluidos los propietarios de activos con más de USD 2 billones en activos y las compañías líderes con un valor combinado de más de USD 2 billones.

"Los ojos de todas las generaciones futuras están sobre ustedes. Si eligen fallarnos, digo que nunca los perdonaremos", expuso Thunberg.

Por su parte, la juventud y los activistas encontraron su voz en la sueca Greta Thunberg, de 16 años, quien criticó a los responsables por su enfoque de business-as-usual. "Los ojos de todas las generaciones futuras están sobre ustedes. Si eligen fallarnos, digo que nunca los perdonaremos", expuso Thunberg. La joven también lideró un grupo de 16 chicos -entre los que se contó una argentina- que presentó una queja legal en la que aseguran que existe un incumplimiento expreso de la Convención de Derechos del Niño por parte de Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía, aunque engloba las responsabilidades de todos los países.

Las cinco naciones que se nombran, ratificaron el protocolo, pero se encuentran entre los más contaminantes del mundo y son influyentes en el G20. Según la presentación, Estados Unidos, China o India (los mayores emisores del mundo) no fueron incluidos en la denuncia porque no han ratificado este protocolo. Ahora, el comité designado tiene un período de unos doce meses para investigar las violaciones denunciadas y hacer recomendaciones a los estados mencionados para detenerlas. En respuesta, el canciller Jorge Faurie aseguró que Argentina es un país que contamina muy poco en comparación con el resto del mundo: "Menos del 0,7 de impacto en el calentamiento global", señaló Faurie. “Hemos tenido una actitud proactiva", aseguró el funcionario desde Nueva York.

¿Y cómo sigue la agenda climática? Desde la ONU apuntan que todas las nuevas iniciativas anunciadas se diseñaron para ampliarse y generar el impacto a la escala global necesaria. En esta línea, el Secretario General instó a gobiernos, empresas las personas de todas partes a unirse a ellas y prometió "seguir presionando" para lograr una mayor ambición y acción. Además, comprometió al sistema de la ONU a apoyar la implementación de los planes presentados en la Cumbre, con un informe inicial que se entregará en la COP25 en Santiago de Chile.

Últimas notas de Noticias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar