noticias
13-05-2019
Internacional

Los parlamentos de Irlanda y Reino Unido declaran una "emergencia climática"

Los parlamentos de Irlanda y Reino Unido declaran una

Las opiniones se dividen sobre la eficacia de ambas declaraciones que son en gran medida simbólicas y no obligan a los gobiernos a tomar medidas específicas o perseguir mayores recortes de emisiones.

En medio de una creciente presión pública sobre el gobierno para que tome medidas ambientales más ambiciosas, el parlamento del Reino Unido se convirtió en el primero en el mundo en aprobar una moción que declara una "emergencia ambiental y climática". "Esto puede desencadenar una ola de acción de los parlamentos y gobiernos de todo el mundo", celebró Jeremy Corbyn, líder opositor del Partido Laborista británico.

"Esto puede desencadenar una ola de acción de los parlamentos y gobiernos de todo el mundo", celebró Jeremy Corbyn, líder opositor del Partido Laborista británico.

La medida laborista aprobada por la Cámara de los Comunes llegó una semana después de que la estudiante sueca Greta Thunberg de 16 años se dirigiera a los legisladores británicos para exigir una mayor acción climática y luego de las protestas del grupo Extinction Rebellion, que bloqueó los principales puntos de referencia en Londres. "Es un gran primer paso porque envía una señal clara de que estamos en una crisis y que las crisis climáticas y ecológicas actuales deben ser nuestra primera prioridad. No podemos resolver una emergencia sin tratarla como una emergencia", señaló Thunberg.

El ejemplo británico no tardó en contagiar a sus pares irlandeses que aprobaron una declaración por unanimidad sin votación en la que también hicieron hincapié sobre las amenazas a la biodiversidad que tienen efectos dominantes en los seres humanos. "Estamos llegando a un punto de inflexión con respecto al deterioro del clima. Las cosas se deteriorarán muy rápidamente a menos que nos movamos muy rápido y la oportunidad de hacerlo se cierre rápidamente", Richard Bruton, Ministro de Acción Climática de Irlanda.

"Estamos llegando a un punto de inflexión con respecto al deterioro del clima. Las cosas se deteriorarán muy rápidamente a menos que nos movamos muy rápido y la oportunidad de hacerlo se cierre rápidamente", Richard Bruton, Ministro de Acción Climática de Irlanda.

Opiniones divididas en busca de consenso
Ambas declaraciones son en gran medida simbólicas y no obligan a los gobiernos a tomar medidas específicas para aumentar la biodiversidad o perseguir mayores recortes de emisiones que los ya planeados.

¿Cómo responden a eso las diversas partes? Por su parte, las agencias gubernamentales hacen hincapié en el progreso que se viene haciendo. En esta línea, el Operador del Sistema Nacional de Electricidad de la Red de Gran Bretaña anunció este mes que el país pasó una semana completa sin tener que depender de la electricidad generada por el carbón, por primera vez desde 1882. Y según los planes de la administración británica, el carbón como fuente de electricidad se eliminará gradualmente en los próximos siete u ocho años.

Pero los activistas del clima insisten en que los plazos actuales son insuficientes. Y la comunidad científica la respalda: los modelos de cambio climático predicen que la velocidad actual del progreso en Europa y en el resto del mundo no será suficiente para mantener el calentamiento global por debajo del umbral de 2°C.

Es por eso que diversos grupos de presión han explorado caminos alternativos para presionar a los gobiernos nacionales. Una forma que viene ganando intensidad es a través de acciones en el nivel de las ciudades y los consejos locales.

Y es que antes de que Gran Bretaña e Irlanda declararan sus emergencias, más de 500 consejos en todo el mundo ya lo habían hecho. Si bien ninguno ha aceptado una definición común de lo que implica una "emergencia climática", sus acciones han sido más significativas que las recientes declaraciones de los Parlamentos. Cientos de ciudades, por ejemplo, han tomado medidas específicas para convertirse en carbono neutral para el año 2025, prohibiendo los autos en los centros de las ciudades o promoviendo casas sin carbono.

De esta forma, si bien las declaraciones de este mes no cambian los modelos gubernamentales existentes, podrían utilizarse como modelos a seguir para acciones futuras, como en la sesión del Parlamento irlandés programada para junio donde se debatirá una ley que limitaría la exploración de gas y petróleo. 

Últimas notas de Noticias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar