estudios
19-02-2019
Internacional

¿Cómo ha sido el desempeño corporativo en sustentabilidad?

¿Cómo ha sido el desempeño corporativo en sustentabilidad?

La 12° edición del informe State of Green Business desarrollado en conjunto por GreenBiz y Trucost evalúa el progreso corporativo-o la falta de él- en una amplia gama de temas.

Además de analizar las 10 tendencias de sustentabilidad para este 2019, el informe State of Green Business desarrollado en conjunto por GreenBiz y Trucost evalúa el progreso corporativo-o la falta de él- en una amplia gama de temas: desde los impactos en la cadena de suministro y en el capital natural, hasta las emisiones de gases de efecto invernadero y la inversión en productos y modelos de negocios más ecológicos.

Los números de este año

Los costos de capital natural de las 1.200 empresas más importantes del mundo superan los UDS 4.1 billones

Los costos son más del doble del ingreso neto

Las emisiones de GEI de las empresas cayeron un 9% en comparación con los niveles de 2013

Un 28% más de empresas han establecido objetivos de carbono y agua en los últimos cinco años.

Los objetivos de carbono actuales contribuyen solo con el 16% de las reducciones que necesitan las 1.200 empresas más importantes del mundo para alinearse con la meta de 2°C del Acuerdo de París

28 bolsas más que en 2017 establecieron requisitos de cotización ambiental

58 bolsas de valores totales que tienen requisitos de cotización ambiental

52.000 sociedades cotizadas en estas bolsas

El análisis representa una revisión de más de 40 indicadores del desempeño sostenible de las 1.200 empresas más grandes a nivel mundial y las 500 firmas más grandes de Estados Unidos.

"El capital natural está disminuyendo a un ritmo alarmante e insostenible", alertó el Dr. Richard Mattison, Director Ejecutivo de Trucost, parte de S&P Global.

"Un indicador clave es el costo de capital natural que lleva una empresa. El capital natural es el stock limitado de los recursos naturales de la Tierra de los que dependen los negocios y la sociedad para la prosperidad y el bienestar, y está disminuyendo a un ritmo alarmante e insostenible", alertó el Dr. Richard Mattison, Director Ejecutivo de Trucost, parte de S&P Global.

Un desempeño mixto, que no alcanza
En 2016, este costo aumentó por primera vez desde 2013, una tendencia que continuó en 2017. El incremento se debió principalmente a una mayor producción en las cadenas de suministro agrícola que implica mayores impactos ambientales, en particular el consumo de agua y la contaminación del agua por el uso de fertilizantes y pesticidas. En el análisis, el costo generado por las 1.200 compañías más grandes del mundo superaron los UDS 4.1 billones, más del doble de su ingreso neto.

El costo de capital natural generado por las 1.200 compañías más grandes del mundo superaron los UDS 4.1 billones, más del doble de su ingreso neto.

Pero una vez más, para la mayoría de los sectores considerados, gran parte de este costo está integrado en la cadena de suministro: en promedio, el 78% del impacto se encuentra en ella. "Es alentador que muchas más compañías cuantifiquen e informen sobre estos impactos, pero aún queda mucho por hacer en los informes", insistió Mattison.

Otra señal alentadora en este aspecto es que cada vez más organizaciones se comprometieron con ambos extremos de la cadena para comprender mejor su comportamiento e intentar influir positivamente en los impactos.

Por otro lado, existen algunos indicios positivos de que los impactos ambientales y el uso de los recursos están comenzando a disociarse del crecimiento en algunas áreas. En este sentido, las emisiones corporativas de carbono disminuyeron un 9% a nivel mundial en los últimos cinco años, en términos absolutos.

Pero aunque un 28% más de empresas han establecido objetivos de carbono y agua desde el 2013 en adelante, el esfuerzo no es suficiente. A la fecha, los objetivos de carbono actuales contribuyen solo con el 16% de las reducciones que necesitan las 1.200 empresas más importantes del mundo para alinearse con la meta de 2°C del Acuerdo de París.

Hacia dónde apuntar
Como respuesta a este panorama de resultados mixtos, nuevas regulaciones y cambios en el mercado de capitales respaldan el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y las recomendaciones del TCFD.

"Ambos requerirán que las empresas tengan acceso a datos más futuros y herramientas analíticas para medir dónde y cuándo ocurren los riesgos climáticos y los impactos de capital natural dentro de su cadena de valor y para aprovechar las nuevas oportunidades que esto brinda", señaló el Director Ejecutivo de Trucost.

"Las empresas deberán tener acceso a datos más futuros y herramientas analíticas para medir dónde y cuándo ocurren los riesgos climáticos y los impactos de capital natural dentro de su cadena de valor y para aprovechar las nuevas oportunidades que esto brinda", señaló el Director Ejecutivo de Trucost.

La fijación de precios del carbono se encuentra entre una serie de mecanismos disponibles para que los gobiernos incentiven la reducción de emisiones. Asimismo, se registró un crecimiento constante en el número de empresas que aplican un precio interno, y ese precio ha aumentado.

"Durante este período de transición, las compañías deberán comprender cómo las complejidades de las diversas políticas de fijación de precios del carbono podrían afectar sus operaciones, ingresos y cadenas de suministro. También necesitarán hacer uso de datos prospectivos y herramientas analíticas para evaluar el riesgo de precios de carbono en una variedad de escenarios, y en diferentes sectores y regiones", expresó el experto.

En lo que hace a la comunidad financiera, iniciativas como el TCFD, cuyo objetivo es ayudar a los inversionistas, prestamistas y aseguradores de seguros a evaluar y valorar el riesgo y las oportunidades relacionadas con el clima, reflejan la importancia de una evaluación transparente del riesgo para el acceso de las empresas al capital en el futuro.

En esta línea, 28 bolsas más que en 2017 establecieron requisitos de cotización ambiental, dando un total de 58 bolsas que lo hicieron. Un número para nada despreciable si se tiene en cuenta que en ellas cotizan alrededor de 52.000 compañías.

"Es probable que 2019 sea un año de mayor activismo por parte de los accionistas, una oportunidad para que las empresas líderes se comprometan de manera proactiva con sus accionistas y con la comunidad financiera en general", adelantó Mattison.

"Como resultado, es probable que 2019 sea un año de mayor activismo por parte de los accionistas, una oportunidad para que las empresas líderes se comprometan de manera proactiva con sus accionistas y con la comunidad financiera en general", adelantó Mattison.

Últimas notas de Estudios
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar