estudios
11-09-2018
Internacional

La brecha salarial estadounidense, en alza

La brecha salarial estadounidense, en alza

El estudio "CEO compensation surged in 2017" del Economic Policy Institute (EPI) reveló que los CEO de las 350 empresas más grandes de Estados Unidos ganaron un promedio de 312 veces más que sus colaboradores en 2017. 

En las últimas décadas, el salario de los CEO de las principales 350 compañías estadounidenses ha crecido mucho más rápido que las respectiva ganancias corporativas, que el sueldo del 0,1% de sus ejecutivos mejor pagos y que el de los graduados universitarios. Esto ha llevado a que se incremente la brecha salarial entre ellos y el resto de sus colaboradores. Así lo reveló el reciente estudio "CEO compensation surged in 2017" del Economic Policy Institute (EPI).

La evolución de la desigualdad

La brecha salarial ha aumentado dramáticamente, con algunas fluctuaciones, desde la década de 1990.

Utilizando la medida de acciones disponibles:

  • En 1965, el índice de compensación de CEO a trabajador fue de 20 a 1.
  • En 1989, esa cifra aumentó a 58 a 1.
  • En el 2000, la brecha alcanzó su punto máximo con un 344 a 1.
  • En 2016, llegó a 270 a 1.
  • En 2017, aumentó a 312 a 1.

Utilizando la medida otorgada de opciones sobre acciones:

  • En 1965 fue de 15 a 1.
  • En 1989 saltó a 42 a 1.
  • En el 2000, el pico fue de 360 a 1.
  • En 2016 era de 220 a 1.
  • En 2017 fue de 221 a 1.

El año pasado, estos #1 ganaron 312 veces más que el trabajador promedio. Este aumento se produjo después de recibir un aumento medio de 17,6% en 2017, llevándose a casa alrededor de USD 18,9 millones. Del otro lado, los salarios de sus empleados se estancaron, aumentando solo un 0,3% durante el año.

"Con los salarios de los trabajadores apenas moviéndose, es notable ver que los altos pagos de los CEO vuelven a subir. Es difícil de creer que el Congreso aprobó un recorte de impuestos tan grande para los ricos cuando claramente los principales CEO del país claramente la están pasando bien", disparó Lawrence Mishel, Co-autor del informe y Distinguished Fellow del EPI.

El pago de los CEO se corresponde en gran medida con el mercado de valores en general. De hecho, el aumento repentino en la remuneración de 2017 fue impulsado por las adjudicaciones de acciones y las opciones de acciones en efectivo, no por los cambios en los salarios o las bonificaciones en efectivo.

Desde el informe señalan que esto es evidencia de que se les paga más por el poder de establecer su salario, no porque sean más productivos o tengan talentos especiales o más educación. Por lo tanto, los expertos argumentan que si ganaran menos o tuvieran más impuestos, no habría un impacto adverso.

"El aumento vertiginoso del salario de los directores ejecutivos no es un reflejo del mercado para el talento ejecutivo. Sabemos esto porque la compensación del CEO ha crecido mucho más rápido que incluso los ingresos más altos en el país. Esto significa que el salario de los CEO puede reducirse con poco o ningún impacto en el rendimiento de la economía o el rendimiento de la empresa ", reflexionó Jessica Schieder, Co-autora del informe y Analista Económica del EPI

Distintas medidas, mismo resultado
Para analizar estas tendencias, desde el informe se valieron de dos medidas de compensación. La primera incluye las opciones de acciones realizadas. Esto implica, además del sueldo, las bonificaciones, las adjudicaciones de acciones restringidas y los pagos de incentivos a largo plazo.

Como esta opción tiende a fluctuar con el mercado bursátil (ya que las personas tienden a cobrar sus opciones sobre acciones cuando es más ventajoso hacerlo), la segunda medida rastrea el valor de las opciones sobre acciones otorgadas. Así, se apuntó a  obtener una imagen más completa de tendencias en la compensación de CEO.

Independientemente de cómo se mida, el salario de los CEO sigue siendo escandalosamente alto y desproporcionado en relación al salario típico de los trabajadores.

Cómo resolver el problema

Los expertos del EPI apuntan a una serie de soluciones de política que limitarían y reducirían los incentivos y la capacidad de los CEO para extraer concesiones económicas sin perjudicar a la economía:

  • Restablecer las tasas de impuestos a los ingresos marginales más altos en la parte superior.
  • Establecer tasas impositivas corporativas más altas para las empresas que tienen índices más altos de compensación de CEO a trabajador.
  • Establecer un tope a la compensación y gravar cualquier cosa por encima del límite.
  • Permitir un mayor uso de "say on pay", que permite a los accionistas de una empresa votar sobre la compensación de los altos ejecutivos.

Sueldos que dejan atrás a todos
Si bien esta bonanza fue impulsada por los componentes relacionados con las acciones de la compensación del CEO, el aumento no puede explicarse completamente por el aumento de los mercados bursátiles. Y es que su remuneración creció en un 979% (según las opciones sobre acciones otorgadas) o en un 1.070% (según las opciones sobre acciones realizadas) entre 1978 y 2017. Mientras, el crecimiento correspondiente del 637% en el mercado bursátil fue mucho menor.

Ambas medidas son sustancialmente mayores que el dolorosamente lento crecimiento del 11,2% en el pago del trabajador durante el mismo período y al menos tres veces más rápido que el 308% de incremento de los salarios para los ejecutivos mejor pagos, los que están en el 0,1% más alto.

"La redistribución de los salarios al 5% superior, pero particularmente al 1% superior, afectó el crecimiento salarial del 90% inferior. Como una cuestión matemática, si no hubiera habido una redistribución al alza hacia el 5% más alto, pero más hacia el 1% más alto, los salarios del 90% inferior podrían haber crecido dos veces más rápido de lo que realmente lo hicieron", explicó el Distinguished Fellow del EPI.

Un panorama ilustrado
El año pasado, el jefe de McDonald's, Steve Easterbrook, ganó USD 21.7 millones, mientras que los trabajadores obtuvieron un salario promedio de $ 7.017, una relación de 3.101 a 1. Por su parte, el colaborador promedio de Walmart ganó USD 19.177, mientras que el CEO Doug McMillon se llevó USD 22.8 millones, una proporción de 1.188 a uno.

El promedio final de 312 a 1 está sesgado por valores atípicos, que vienen en particular de las empresas de tecnología, donde los fundadores CEO pueden ser propietarios de grandes porciones de la empresa, pero no se llevan mucho en compensación, en términos relativos.

Así por ejemplo, el año pasado, el jefe de Amazon, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, recibió USD 82,000 y su compensación total incluyendo seguridad fue de $ 1,7 millones, mientras que el trabajador promedio ganó USD 28,446. Esto arroja una proporción de 59 a 1 por todo el paquete y de 3 a 1 contando el salario solamente. Pero ninguno de estos CEO se sienta a esperar su cheque mensual. La fortuna personal de Bezos ahora supera los USD 154.000 millones mientras que la de Zuckerberg es cercana a los USD 66.000 millones, según Forbes.

"Con el tiempo creo que ha habido un relajamiento de las normas. Todo el mundo quiere creer que su CEO es uno de los mejores, por lo que miran a su alrededor y ven a los demás que les pagan y luego les pagan mucho más. Creen que todos son mejores que la media", sentenció Mishel.

Leé el informe completo

 


 

Últimas notas de Estudios
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2018 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar