tendencias
18-07-2018

Las empresas argentinas, nuevas aliadas contra la violencia de género

Las empresas argentinas, nuevas aliadas contra la violencia de género

Fundación AVON, Natura, Farmacity y Arredo se posicionan en la primera fila de las empresas argentinas con acciones integrales en contra de la violencia de género. Entre ellas se cuentan campañas, licencias, ayudas económicas y programas.

En Argentina, una mujer es asesinada por violencia de género cada 30 horas. El año pasado, la cifra de víctimas mortales rondó las 300. Durante los últimos años, la problemática que permanecía -y en varios círculos todavía permanece- en la esfera privada, cada vez hace más eco en la esfera pública. Se ha metido en la agenda no solo para gobiernos, sino para todos los actores claves de la sociedad, empresas incluidas.

Frente al avance y retroceso en la materia, algunas compañías se han vuelto abanderadas de la causa y hoy lideran la temática en el plano local. Entre ellas, Fundación AVON, Natura, Farmacity y Arredo se posicionan como referentes.

La génesis de las agendas
Desde su Fundación AVON, la cosmética es una de las pioneras en la cuestión. A nivel global y nacional, el tema está más que instalado desde hace años y este compromiso se reforzó en los últimos dos años. En el marco de una revisión de ejes de su icónico programa "Promesa AVON para Erradicar la Violencia contra Mujeres y Niñas", detectaron fortalezas y debilidades en las acciones que llevaban adelante.

Fue así que mediante un trabajo de equipo entre la Fundación, diversas áreas corporativas y el asesoramiento de La Casa del Encuentro conformaron el Protocolo y Licencia por Violencia de Género. "El objetivo es ordenarnos, hacer el mejor abordaje y que esa mujer sienta que la compañía está preparada para ayudarla y que la va a ayudar, que confía en ella, que sabe por lo que está pasando y que la va a acompañar en esa situación en el momento que ella quiera y defina ser ayudada", apuntó Florencia Yanuzzio, Directora Ejecutiva de Fundación AVON. De esta forma, el Protocolo brinda el marco legal y formal para asistir a estas mujeres y facilitarles el proceso de salida de la difícil situación con la intervención de equipos especializados. Incluye y se complementa con diversas herramientas como la Licencia de hasta 10 días hábiles y ayuda financiera. 

"El objetivo es que esa mujer sienta que la compañía está preparada para ayudarla y que la va a ayudar, que confía en ella", apuntó Florencia Yanuzzio, Directora Ejecutiva de Fundación AVON.

La experiencia de Fundación AVON sirvió como semilla en el terreno fértil de otras compañías que también decidieron seguir su ejemplo, adaptándolo a sus realidades. "Esto es resultado de lo que viene trabajando la marca por promover una cultura de diversidad y equidad que ponga en el centro a las personas. Va en línea con políticas que ya tenemos establecidas, como las de paridad salarial, los cupos femeninos en posiciones de liderazgo y las licencias por paternidad extendidas hasta 40 días que incluyen a parejas del mismo sexo y la adopción", explicó Sabina Zaffora, Gerente de Sustentabilidad de Natura Argentina.

Para Natura, el Protocolo y la Licencia forman parte del acuerdo de cooperación firmado con  el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) para trabajar en el empoderamiento femenino. La corporación lo trabajó desde su Comité de Diversidad y le sumó la posibilidad de solicitar un crédito para abordar las necesidades que puedan surgir en ese contexto.

"Uno de los principales motivos para adoptarlo fue el interés nato que tiene Farmacity con la temática de violencia de género. Sabemos y somos conscientes que es uno de los principales problemas que la sociedad ostenta en la actualidad. Sabemos que no es un tema del sector privado, pero que debe involucrar al sector privado", expresó Lucila Palacios Hardy, Subgerente del área de Relaciones con la Comunidad de Farmacity.

"Sabemos y somos conscientes que la violencia de género es uno de los principales problemas que la sociedad ostenta en la actualidad", expresó Lucila Palacios Hardy, Subgerente del área de Relaciones con la Comunidad de Farmacity.

En este sentido, la institución venía trabajando con La Casa del Encuentro en sensibilizaciones sobre violencia de género tras detectar algunos casos puertas adentro que los impulsó a interiorizarse más sobre la temática. Esto también los llevó a buscar el asesoramiento del INAM, junto a quien el 8 de marzo de 2018 firmaron un convenio marco de cooperación que sentó las bases para realizar acciones en conjunto. Entre ellas, se contaron la campaña de concientización de la línea 144, el Protocolo y la Licencia especial.

En esta misma línea, Arredo cuenta con su propio Protocolo y Red de contención interna, que también incluye licencias y acompañamiento económico. "Este protocolo son los resortes que se activan cuando nos llega una problemática de este estilo. Se acompaña a estas mujeres de manera individual y personal porque cada caso es una situación diferente con una problemática diferente", consideró Fernanda Manuel, Gerente de Organización, Personas y Sustentabilidad de Arredo.

En el caso de la empresa de retail, el Protocolo se dio en el Programa de Equidad de Género que llevan adelante. Este programa tiene varias líneas de trabajo de formación y acompañamiento que son consecuentes con las campañas externas. Entre estos se cuentan varias iniciativas para Mujeres Víctimas de la Violencia de Género. Entre ellos, realizan los Ciclos de Sensibilización: Violencia y equidad de género y nuevas masculinidades.

Preparar el terreno para el cambio
Y es que para que este tipo de bajadas de línea surtan efecto es necesario concientizar a las personas. "El machismo no se cambia por decreto. Lo más importante es la sostenibilidad del mensaje de cimentar la cultura organizacional. Nosotras podemos ponerle los mejores atributos a la licencia, pero si sigue estando el juzgamiento y los intentos de acercamiento no son los correctos, nadie la va a usar. Es necesario que la mujer que vive violencia sepa que no está haciendo nada mal y que le creemos, eso en primer lugar", remarcó Ana Inés Álvarez, Responsable de la Promesa AVON para Erradicar la Violencia contra Mujeres.

"El machismo no se cambia por decreto. Lo más importante es la sostenibilidad del mensaje de cimentar la cultura organizacional", remarcó Ana Inés Álvarez, Responsable de la Promesa AVON para Erradicar la Violencia contra Mujeres.

"Antes de que se cometa el femicidio ocurren un montón de otras cosas que hacen llegar a esa situación y todo empieza con la inequidad de género", reflexionó Palacios Hardy de Farmacity. Así, para encarar la temática puertas adentro, desde la empresa ven como principal desafío poder llegar a los más de 6.600 colaboradores en quince provincias. El trabajo empezó por Capital Federal con la idea de llegar a todo el interior, con Mendoza y Chaco como primeros destinos debido a la presencia de la corporación en esos lugares.

"Género es una mirada transversal, la situación de violencia es la punta del iceberg, hay que ver todo lo que está debajo", reflexionó Zaffora de Natur. Es por eso que el compromiso corporativo se refleja en diversas acciones y campañas, con el objetivo de poner en jaque estereotipos obsoletos y patrones que se han naturalizado.

Este mandato de ser coherente con la diversidad se ve representado en las propias cuadrillas de estas empresas, donde la población femenina ocupa un cupo importante en los distintos cargos. "Se da todo en un contexto de cultura institucional de armonía y convivencia que dio pie en el transcurso de estos tres últimos años al Programa de Equidad de Género", detalló Manuel de Arredo.

Así, además del Protocolo, desde este Programa fueron pioneros a la hora de articular junto a la Asociación Civil Enlaces Territoriales para la Equidad de Género y una consultora de selección de personal, el Programa de empoderamiento laboral para estas víctimas. En el marco del  Grupo de Empresas por la Igualdad, lanzaron el Empoderamiento Económico para Mujeres Víctimas de la Violencia.

"El programa se adapta a la necesidad y a lo que cada una de las mujeres puede hacer. De a poco vamos construyendo y empoderando a la mujer en sus capacidades y ese es el real empoderamiento: darle herramientas concretas y reales y ver cómo el autoestima de estas mujeres van creciendo, en un enriquecimiento mutuo de ellas y los equipos donde se insertan", compartió Manuel de Arredo.

"De a poco vamos construyendo y empoderando a la mujer en sus capacidades y ese es el real empoderamiento: darle herramientas concretas y reales", compartió Manuel de Arredo.

Contagiar con el ejemplo
En el caso de las multinacionales, todas estas experiencias en ocasiones lleva a la réplica dentro del mismo Grupo. Desde Fundación AVON, por ejemplo, se encuentran trabajando con el equipo de Recursos Humanos de AVON Chile para que este año se active el protocolo y la licencia. Compartida por el Grupo a nivel mundial como una best practice, esperan la aplicación de acciones similares en cada mercado. "En cada lugar donde AVON está presente se está evaluando su viabilidad y cómo llevarlo adelante", contó Álvarez de Fundación AVON.

Otro mecanismo que se desencadenó a partir de pensar hacia dentro la temática fue con la vasta fuerza de revendedoras y se las empezó a formar en primera escucha. Si se tiene en cuenta que el folleto de AVON tiene más tirada que un diario de domingo a nivel nacional, las posibilidades son inmensas a la hora de tratar de ayudar a alguna de las 49% de mujeres que mueren adentro de su casa.

"Queremos aprovechar esa red enorme de mujeres que está en todo el país y darles herramientas para que no solo ellas puedan salir de una situación de violencia, sino que también puedan ayudar a una amiga, clienta o compañera revendedora. Es multiplicar este efecto que tiene AVON de transformar las vidas de las mujeres. Para nosotros, el protocolo nació como algo interno, pero empieza a tener vida por afuera de la compañía", compartió Yanuzzio de Fundación AVON.

Del mismo modo lo vivieron desde Natura. Dada la madurez del tema en la filial local, Argentina es el primer país del Grupo donde se lanza. Este expertise la posicionó como referente a la hora de trabajar la temática con el Comité Latinoamericano de Natura. Como fruto de este intercambio, en el marco del Día de la Diversidad Sexual, este 28 de junio la iniciativa se lanzará en Brasil, estrenando un 0-800 para atender a las colaboradoras con este tipo de violencia. Seguidamente, se extenderá la estrategia adaptada a la realidad local de cada país donde el grupo está presente.

"Todos somos parte de esta cultura y podemos cambiarla, hacerla mejor. Esto es un trabajo como sociedad y es un trabajo de todos. Tenemos una gran oportunidad de ver cómo podemos sumar a las cosas que están pasando a nivel política como empresa, como ciudadanos. Esto es para sumar, no para competir ni para hacer guerra", alentó Zaffora de Natura.

"Todos somos parte de esta cultura y podemos cambiarla, hacerla mejor. Esto es un trabajo como sociedad y es un trabajo de todos", alentó Zaffora.

"Son muchas las empresas que nos han venido a consultar con ganas de desarrollar su propio protocolo y licencia especial lo cual a nosotros nos llena de orgullo porque lo que más querremos es que esto se convierta en tema central de las empresas como política de responsabilidad social y recursos humanos", opinó por su parte Palacios Hardy de Farmacity.

Últimas notas de Tendencias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2018 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar