noticias
15-05-2018

Pinamar libre de sorbetes y vasos de plástico

Pinamar libre de sorbetes y vasos de plástico

En esta entrevista, Gastón Caminata, Director de Big Human Wave, comparte los detalles de la ordenanza que impulsó, pionera en el país. Aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante, prohíbe la entrega de estos productos a partir del 1° de diciembre.

Pinamar se convertirá en la primera ciudad del país libre de sorbetes y vasos plásticos descartables de un solo uso. La medida fue impulsada por Big Human Wave que vio sus esfuerzos recompensados este mes de mayo. "Ya habíamos hecho la ordenanza de la bolsa plástica en el partido de Pinamar y fuimos con esta segunda idea: este producto que tiene más de 100 contaminantes, derivados del petróleo", comentó Gastón Caminata, Presidente de Big Human Wave, en esta entrevista con Tres Mandamientos.

La ONG empezó hace poco más de un año y medio con esta idea. En ese tiempo se sumó Greenpeace con la plataforma www.hagamoseco.org en donde más de 6.000 personas firmaron la petición. La repercusión que logró la iniciativa llevaron a que se eleve como anteproyecto en el Concejo Deliberante, donde los 14 miembros levantaron la mano.

En concreto, los comercios de la localidad deberán reducir su utilización y entrega a partir del 1° de agosto y su uso quedará prohibido desde el 1° de diciembre."Nosotros sabemos que al petróleo hay que dejarlo bajo tierra. Y si vas a usarlo, refinar y demás, que por lo menos sea para cosas importantes. Cuando vos sacás petróleo para hacer un sorbete, pajita, popote, pitillo o como lo llames, estás haciendo que haya menos atmósfera en buen estado, menos suelo, menos aire, que el río esté complicado, entre otras cosas", remarcó Caminata.

"Al petróleo hay que dejarlo bajo tierra", remarcó Caminata.

Solo habrá tres excepciones: los lugares bailables, las máquinas expendedoras de infusiones y los productos que traigan sorbetes de fábrica. Además, consagra una serie de sanciones para los comercios infractores y crea un programa municipal de difusión orientado a educar a la población.

Para quienes no cumplan, las penas van desde llamados de atención hasta multas y clausuras por un día. "Siempre tiene que haber una sanción donde hay una ley. Para hablar estamos las ONG que salimos a decir que hay que reducir el plástico, sobre todo el sorbete. Si todos escucharan, no habría más sorbetes, no habría que sancionar. Sin embargo, la gente y las empresas siguen usando sorbetes sin entrar en conciencia. Entonces nosotros que sabemos del tema, que entendemos la urgencia que hoy estamos viviendo a nivel ambiental, apoyamos las sanciones", opinó el experto.

Por su parte, el programa municipal se centra en un factor crítico para que la ley sirva de algo: el cambio de hábitos. "La idea es empezar a dar charlas para concientizar y que todos estemos felices de que el 1° de diciembre se deje de usar este petróleo para algo que es totalmente innecesario ya que estamos viviendo el mayor desafío que tiene la historia de la humanidad que es ser sustentables", expresó el entrevistado a Tres Mandamientos.

Ese desafío parece inalcanzable, pero desde la organización le hacen frente. "Hoy en día estamos muy lejos de eso, pero es un lindo camino el de la sustentabilidad. Y sin dudas es un buen comienzo empezar con los plásticos porque el océano recibe 12 millones de toneladas de plástico por año. Si no paramos con esto, para el año 2050 vamos a tener más kilos de plástico en el océano que peces", alertó el director de la fundación.

"El océano recibe 12 millones de toneladas de plástico por año. Si no paramos con esto, para el año 2050 vamos a tener más kilos de plástico en el océano que peces", alertó el director de la fundación.

Una preocupación extensiva
Como producto de esta problemática, solo en Estados Unidos, se usan 500 millones de pajitas por día. A nivel mundial, es el cuarto ítem que más se encuentra en las limpiezas de océanos y playas. "Si ves, en cualquier lugar del mundo existe una movida internacional en contra porque es una cosa de la que podemos prescindir, no es para nada necesaria", enfatizó Caminata en referencia a movimientos como #StopSucking.

Es por eso que el ambientalista busca que cada vez más voces se sumen a las acciones de @yoamomiplaya. "Somos todos 'Yo amo mi playa'. Somos todos uno: cualquier daño que se haga en cualquier parte del planeta le repercute directamente a los seres que estamos viviendo en este momento y a las próximas generaciones. Pero no vaya a ser cosa de que creamos que algún grupo o alguna persona nos va a salvar de nosotros mismos. Por amor a nosotros mismos, todos debemos cambiar de hábitos, empezar a ser curiosos y empezar a pensar: '¿qué daño hice con esto que tengo en la mano?'", reflexionó el experto.

Es así que el trabajo no terminó con esta normativa. Ahora desde la ONG, tienen el objetivo de replicarla a nivel nacional. Y una nueva petición se cargó a la plataforma de Greenpeace www.hagamoseco.org. "Le hicimos una petición a Sergio Bergman, el ministro de ambiente de la Nación, para que esto se expanda como una ola humana, como el nombre de la fundación Big Human Wave, a lo largo de todo el país", comentó Caminata.

Y todo parece indicar que esta esperanza está bien fundada. Ya hay concejales de Villa Gesell y Mar del Plata que se interesaron por la medida, y desde la institución también mantuvieron conversaciones con ediles del Partido de la Costa. "Estamos convencidos de que esto se va a replicar no solo en las ciudades vecinas, sino en todos lados de toda la República Argentina", alentó el ambientalista. 

Últimas notas de Noticias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2018 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar